Reunificación de microcréditos

El uso de las tarjetas de crédito y los pagos aplazados son formas de financiación que se han popularizado actualmente. En nuestro día a día disponemos de tarjetas y pequeños créditos a los que recurrimos de forma habitual en pequeñas compras, pero también para adquirir tecnología, viajes o financiar la compra de un coche.

Los microcréditos eran tradicionalmente financiación reservada a pequeñas empresas y profesionales, pero fueron evolucionando con las fórmulas de pagos aplazados que ofrecen ya no sólo los bancos, sino concesionarios, grandes superficies comerciales y otras empresas de capital privado.

Estos pequeños préstamos que suponen una cuota mensual bastante asequible pueden convertirse en auténtico dolor de cabeza cuando se acumulan sin control y llegar a afectar a nuestra economía familiar.

Si estas buscando alternativas para la reunificación de deudas, quizás te interese saber como cancelar deudas con garantía hipotecaria, ampliando o rehipotecando una de tus propiedades podrás cancelar todas tus deudas.

¿Cómo reunificar las deudas de tarjetas y microcréditos?

Cuando las cuotas de las tarjetas de crédito y otros pagos a plazos empiezan a axfisiar nuestro mes a mes pueden producirse situaciones de impago que debemos evitar y buscar una solución.

Por pequeño que sea el importe de una cuota, el hecho de que se devuelva el recibo conlleva unos intereses que empeoran la situación. Es cuando le aconsejamos que haga cuentas de esos préstamos al consumo y sus pagos habituales (hipoteca, facturas, etc.) y tome una decisión.

En esta situación negociamos con las entidades bancarias la cancelación de todos los microcréditos para unificarlos en un nuevo préstamo con unos intereses y plazos como si empezara de cero con la cantidad adeudada, pero con unas condiciones que le van a permitir mejorar su solvencia.

Para nuestros expertos negociar préstamos para reunificar deudas de tarjetas de crédito y microcréditos es una de las operaciones más habituales y que mejores resultados en cuanto a ahorro permiten, unificando los pagos en una sola cuota con una reducción de hasta el 70%.